Beyonce, The Mrs. Carter Show World Tour @ Barcelona

Las 21:00h era la hora prevista para que Beyonce a.k.a. Queen B enciendiera la mecha de su The Mrs. Carter Show World Tour 2014 en Barcelona. La única fecha de la gira en España.

Ha sido un lunes especial para los Bey Hive, los seguidores de Beyonce. Pasaban escasos minutos de las 21:15h cuando se apagaron las luces en el Palau Sant Jordi y cayó de repente el telón negro donde se podía leer en rosa BEYONCE. Empezaba a sonar Run The World (Girls) y de repente se abrió una trampilla en el suelo del escenario principal y apareció ante todo el Palau Sant Jordi una brillante Beyonce, vestida con una larga camiseta de rugby roja con lentejuelas donde se podía leer Tom Ford y el numero 61 ¡La locura en el Sant Jordi se había desatado!

tumblr_n2niyxgMKi1rqgjz2o1_1280

No tardó en desparecer del escenario que apenas se apaga y quedó en silencio que la Queen B reapareció cantando Flawless con una camiseta de cuadros rojos y negros y un gorro tipo de lentejuelas. Lo cierto es que el público barcelonés quedó anonadado con la simpatía y personalidad de la Houston encima del escenario. Pues sin que apenas lo esperásemos Beyonce se arrancó con un mix de Yoncé, Get me bodied y finalmente Baby Boy. Para a continuación dejar si respiración a todo el Palau Sant Jordi cantando Diva.

4HOFF_DUB1_SHOW_4904

La diva tejana volvió a desaparecer del escenario y esto prometía un nuevo cambio de vestuario. Con un body de color amarillo de lentejuelas, volvió a brillar sacando un vozarrón que llenaba el pabellón olímpico mientras ofrecía un sensual baile cantando Naughty Boy, que hizo arder literalmente el escenario, y Blow en un nuevo mix. Pero sin lugar a dudas uno de los momentos más sensuales lo protagonizó su tórrido baile mientras cantaba Partition.

HOFF_KOLN2_SHOW_0393

 

6HOFF_DUB1_SHOW_5158

Tras ese momento que enloqueció a todo el recinto, Beyonce volvió a esfumarse. Sus bailarines nos regalaron un momentazo de danza lírica y breakdance sobre el escenario de éste The Mrs. Carter Show World Tour en la ciudad condal. Y entre mucho humo, reapareció de nuevo nuestra Queen B con un traje de noche largo y azul oscuro con punto brillantes. Era el momento de Hunted.

tumblr_n20mg9ELnj1rqgjz2o1_1280

La noche siguió con un nuevo cambio de vestuario para sorpresa de todos. Esta vez, sentada en un silla con un body largo color carne y lentejuelas nos deslumbró a todos con su Drunk in love y 1+1 que mezcló con una coreografía cabaretense matizada con bailes más urbanos.

Justo después llegó uno de los momentos más simpáticos del espectáculo. Beyonce apareció con un vestido corto de color negro con flecos y se arrancó a cantar Why don’t you love me, de repente se detuvo y preguntó a los presentes “Por qué no me queréis?“. El Sant Jordi pasó del silencio más expectante al más ensordecedor griterío donde todos los Bey Hives le declararon su amor. Y ella entre una gran sonrisa y el amor que siente hacia sus fans continuó con el single de forma más que brillante y enérgica. Con el buen ambiente creado, Mrs. Carter se acercó al público, tanto que hasta posó sentada cantando para la selfie de algunos seguidores que se encontraban a pie de escenario.

El Palau Sant Jordi vibraba entre los gritos eufóricos de los asistentes y la increíble voz de Beyonce que empezó cantando en español su éxito Irreplaceable (Irremplazable) en formato más acústico y sentada en un taburete, para luego desatar la locura de los barceloneses subiendo al segundo escenario que se encontraba justo en el centro del pabellón olímpico. Luego, le tocó el turno a Love On Top que fue sencillamente magnífica.

No nos habíamos dado cuenta pero entrábamos ya en la recta final de la velada y aquello era imparable. El escenario ardía, los asistentes alucinábamos con el espectacular show que estábamos disfrutando. En ese caprichoso instante, se empezó a escuchar los primeros acordes y luego un gran grito de emoción. Llegó el momento de Crazy In Love (con la voz grabada de Jay-Z, aunque estaba allí presente) y Single Ladies (Put a ring on it). Para este preciso y maravilloso momentazo, Queen B se había vuelto a cambiar de ropa. Ahora lucía una corta mini falda plastificada de color negro y una camiseta sin mangas con decoración dorada que rozaba la sofisticación y elegancia absoluta con un toque moderno.

beyonce08-881x950

A62437D6-76B0-4935-9B63-A872BD213C07_mw1024_n_s

Poco me lo esperaba ya, pero pasó. Llegó el octavo cambio de vestuario para la diva de Texas. Con una camiseta y unos shorts de rombos blancos y negros, Beyonce nos regaló algo impagable. Una fantástica versión de I Will Always Love You de Dolly Parton (y sí, que también cantó Whitney Houston en los 90 para la peli El Guardaespaldas). He de reconocer que me quedé mudo. Aún recuperándome de la maravilla que acababa de ver y escuchar en directo, la de Houston empezó a cantar Heaven.

tumblr_n21x67y5gY1rqgjz2o1_1280
Creo que en los minutos más tiernos, dulces y románticos de la noche no podían faltar su dos éxitos XO y el que puso la guinda al concierto, Halo. La balada perfecta de Beyonce y que cantó desde el escenario situado en el centro del Palau Sant Jordi.

Y justo a mitad de Halo, el pabellón se llenó de globos de color negro y amarillo, como si fuera una enorme y gigantesca colmena. Esta era la primera sorpresa que había preparado el Fan Club de Beyoncé para su ídolo, pero no la única. La segunda llegaba a continuación, cuando Queen B volvió al escenario principal para presentar a su banda y despedirse de la ciudad y del público. Entonces, un montón de abejas de peluches con la cara de sus Bey Hives españoles volaban al escenario.

20140327-021921.jpg

La tejana se emocionó, pero el clímax y mi momento favorito de la noche vino entonces, cuando Beyonce se enteró que un fan presente en el recinto cumplía años y le cantó inesperadamente el popular Happy Birthday ¡Menudo regalo!

Lo cierto es que muchos encontramos en falta más bailes por parte de Beyonce. Y no es que precisamente no bailara, pero nos tiene muy bien acostumbrados de otros conciertos que ha echo en la ciudad condal. Se echaron en falta su mix de Destiny’s Child y algunos éxitos que no sonaron. Muchas canciones fueron cantadas un minuto y medio a modo de mix. Así sonaron 21 canciones pero pocas enteras. Pero lo realmente extraordinario y que me llamó la atención es que es el primer concierto al que asisto que no se hacen bises. Grasso error.

Ahora le toca el turno a los lusos que seguro que lo van a disfrutar tanto como los que hemos vivido esta noche espectacular en Barcelona. Seguro que lo recordaremos siempre.

Víctor de la Torre

Presentador y DJ en la radio. Locutor de Publicidad, apasionado de la música y enamorado del mundo de la comunicación.