Calvin Harris, un DJ con muy poca ropa