CR7 se marca un ‘Beyoncé’