Katy Perry, de caída libre en un concierto