Katy Perry lo da todo en su Prismatic World Tour por Barcelona

La diva californiana conquistó al Palau Sant Jordi de Barcelona la pasada noche en su primer concierto del Prismatic World Tour por Europa tras unos meses de descanso en su gira y darlo todo en la SuperBowl y en los Grammy’s 2015.

Katy Perry abrió el show rugiendo muy fuerte con Roar y siguió con otros temas como Part of Me, Wide Awake o This Moment.

Después la artista se cambió de ropa y dejó su lado más salvaje atrás para sorprendernos vestida de egipcia. Fue entonces cuando montada a caballo se arrancó a entonar sus canciones Dark Horse, E.T., Legendary Lovers y I Kissed a Girl.

Entonces llegó el momento de desaparecer y hacer un guiño a sus fans demostrando su amor por los gatos. Katy Perry y sus bailarines se convirtieron en unos auténticos felinos y la cantante interpretó algunos de sus éxitos como Hot’n’Cold o una increíble versión de Vogue de Madonna. ¿Será que su sesión de fotos conjunta y los rumores de colaboración son ciertos?

Tras una bonita parte en acústico cantando algunos de sus temas como Unconditionally o The One That I Got Away, Katy Perry dijo algunas palabras en catalán e hizo subir a un fan muy emocionado al escenario. ¡Vaya momentazo!

La artista americana dejó atrás su faceta más relajada y puso las luces de discoteca en el Palau Sant Jordi para dar el remate final a su concierto. En ese momento pudimos escuchar temas como Walking on Air o This is How We Do y más adelante Teenage Dream o California Gurls,

Para terminar por todo lo alto su concierto, Katy Perry buscó a uno de los asistentes que cumpliera años y como no podía ser de otra forma, le dedicó su tema Birthday y remató la jornada con Firework que hizo vibrar a todo el estadio con un precioso espectáculo visual y sonoro lleno de fuegos artificiales.

Nil Garcia

Publicista y comunicador. Amante del chocolate, las series americanas y las luces de neón.