Kylie Minogue espectacular en Barcelona con su Kiss Me Once Tour

Con la misma ilusión de cuando empezaba,  hace casi tres décadas, el Kiss Me Once Tour de Kylie Minogue aterrizaba anoche en Barcelona. Un SHOW con mayúsculas y de dos horas donde los pocos huecos en el Palau Sant Jordi se han llenado con la espectacular voz y los éxitos de Kylie. La australiana ha arrancado puntual la cita con los barceloneses al ritmo de Les Sex vestida de rojo con un tocado de color rojo pasión para encender la noche.

Un ojos brillante y una sonrisa que deslumbraba hacían juego con unos labios sonrientes que invitaban al público de Sant Jordi ha no parar de cantar pelotazos de la diva Minogue como In My Arms, TimeBomb, Wow o su gran Spinnig Around. En el recinto donde se desplegó el Kiss Me Once Tour enloqueció con una Kylie Minogue recordando Slow, éxito que en  2003 la trajo a la ciudad condal a grabar su videoclip, no muy lejos de donde estábamos, en las piscinas olímpicas Picornell.

En pleno 2014, Kylie nos ha transportado a los ochenta gracias a un vestido rosa, pelucas de gomaespuma y una bañera sobre el escenario, era el momento para los seguidores más longevos de la diva y para los que han recorrido toda su discográfica disfrutando de ella nota a nota y verso a verso.

La noche traía sorpresas y el Kiss Me Once Tour rindió homenaje a INXS,  compatriotas de Kylie, con Need You Tonight. La menuda de Melbourne supo caldear el ambiente ofreciendo una versión de su archiconocido Can’t Get You Out Of My Head al más puro estilo 50 Sombras de Grey, donde el cuero y el negro vistieron el escenario del Palau Sant Jordi.

No fallaron éxitos de estos últimos años como All The Lovers o Into The Blue que sirvió para cerrar un espectáculo que deslumbró desde el estadio alojado en la montaña de Montjuïc y que prendió la noche barcelonesa. Kylie Minogue nos robó el corazón a todos.

Víctor de la Torre

Presentador y DJ en la radio. Locutor de Publicidad, apasionado de la música y enamorado del mundo de la comunicación.