«Mama Minaj» también lo peta